Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Área Mujer

La Confederación de Mujeres del Medio Rural (CERES) es una organización íntimamente vinculada a COAG que se creó con el fin de luchar por el emprendimiento femenino como factor esencial de dinamismo en el medio rural, ensalzando el papel de la mujer en el tejido productivo de las zonas rurales. El empoderamiento de la mujer rural se erige como una herramienta clave para seguir trabajando, con el objetivo de alcanzar cuotas reales de igualdad en los sectores productivos más importantes del mundo rural, como son la agricultura y la ganadería.

La Organización lucha por dar la importancia que realmente tiene para España y Andalucía la mujer en el medio rural, incidiendo en el empoderamiento femenino en los sectores agrario y ganadero. CERES lucha también por conseguir una igualdad total en el medio rural, así como de trabajar contra la violencia de género.

La Asociación lleva trabajando en la provincia de Jaén desde los inicios del siglo XXI por los derechos de la mujer en el medio rural, apoyando su emprendimiento y empoderamiento.

 

  • Inicio
  • Áreas
  • Mujer
  • CERES colaborará con los ayuntamientos para facilitar la integración de los refugiados sirios

ÁREAS

8 de marzo: corresponsabilidad, coeducación y empoderamiento

Hoy se celebra el Día de la Mujer con el lema 'Sin mujeres se para un país'

Con motivo del día de la Mujer Trabajadora este 8 de marzo, Ortega Psicología, entidad que colabora con COAG-Jaén, se une a la reivindicación bajo el lema “sin mujeres se para un país” para denunciar los daños que a nivel social, laboral y psicológico está produciendo el sistema patriarcal imperante en la actualidad, sensibilizar a la población de las cargas que las mujeres, sobre todo las mujeres del medio rural, soportan a todos los niveles (laborales, familiares y personales) y la propuesta de medidas más conciliadoras para favorecer la igualdad entre hombres y mujeres.


Durante siglos ha imperado un modelo de sociedad donde las mujeres se encasillaban en la esfera doméstica, su actividad laboral y familiar no era reconocida socialmente (“es lo que tienes que hacer”), no tenían reconocimiento económico y sin límite en horario (estaban disponibles las 24h), etc. Los hombres, en cambio han actuado desde una esfera pública laboral – social reconocida socialmente, con reconocimiento económico y horario determinado.


La incorporación de las mujeres al mundo laboral tanto en ámbitos urbanos como rurales no ha roto con las costumbres ancestrales. La tradición sigue presente de forma acentuada en lo que se refiere al reparto de las tareas domésticas y familiares ya que los hombres se van incorporando lentamente a las tareas del hogar y cuidado de la familia, pero la mayoría de las veces desde una actitud de ayuda y no de corresponsabilidad (es decir, de reparto más equitativo de las tareas).


Como consecuencia de esto, la realidad actual es que las mujeres asumen mayoritariamente el trabajo reproductivo a la vez que están presentes en el trabajo productivo y comunitario (la denominada “Doble Jornada o Doble Presencia de la mujer”), provocando una serie de conflictos derivados que las mujeres intentan afrontar mediante acciones como contratación de otras mujeres para desempeñar el trabajo doméstico y/o de cuidados, reducción de jornada, empleos a tiempo parcial, rechazar puestos de trabajo que no son compatible con sus responsabilidades familiares…

No hay que olvidar que las mujeres del medio rural tienen una serie de dificultades “particulares” a la hora de conciliar familia – trabajo: falta de coincidencia entre horarios laborales y escolares, características propias del trabajo en el medio rural (temporeros / as, explotaciones agropecuarias, trabajos en invernaderos, apicultores/as, etc.),tiempo en desplazamientos, transportes públicos ( escasez en número, horarios, disponibilidad), red insuficiente o inexistente de servicios e infraestructuras de apoyo para el cuidado de niños y adultos dependientes, etc.


De hecho, desde un punto de vista sanitario , la mujer rural trabajadora está expuesta a una sintomatología y malestar médico , en función de si su trabajo lo desarrolla en
invernaderos (exposición a productos fitosanitarios, temperaturas extremas, posturas forzadas, etc.), ganaderías: alimentación (alergias), cuidado del animal, manipulación,
enfermedades, etc.), campo: posturas forzadas en trabajos mecánicos y/o manuales (recolección aceituna, cítricos, etc.), cooperativas (producción en cadena) .


Desde un punto de vista psicológico y atendiendo a la problemática expuesta con anterioridad sobre la visión androcéntrica del reparto de tareas y la Doble Jornada de la mujer trabajadora, las consecuencias para la salud física y mental que suelen sufrir las mujeres y en especial las mujeres del ámbito rural son cuantiosas, entre otras las cefaleas, dolores musculoesqueléticos, trastornos de salud relacionados con el estrés como pueden ser agotamiento crónico ,mal estado de salud general, pocas horas de sueño, ansiedad, depresión, mal control de enfermedades crónicas, uso de analgésicos y ansiolíticos, etc.

Es por ello que se entienden como necesarias una serie de acciones de conciliación de la vida laboral y familiar para mejorar la salud psicológica y física de la mujer trabajadora, en especial la mujer rural, acciones que pasan por una CORRESPONSABILIDAD real del hombre en las tareas domésticas y del cuidado de los hijos y personas dependientes; un sólo así conseguiremos una eliminación o disminución de la Doble Jornada en la mujer trabajadora.

Otras acciones de conciliación pueden ser las siguientes:


• Dentro de las competencias a distintos niveles (regional, autonómico, estatal), conciencia de la necesidad de regular la vida laboral y mejorar la regulación ya existente mediante:
 Medidas que garanticen las condiciones de trabajo de la conservación del empleo a las mujeres embarazadas.
 Reducciones de jornada por tareas vinculadas al cuidado.
 Suspensión del contrato por nacimiento (para hombres y mujeres)
 Preferencias en traslados para facilitar la convivencia familiar.
 Medidas que faciliten la reincorporación al mercado laboral de las personas que lo abandonaron por cuidar a familiares.
 Compensación por gastos de traslado familiar.
 Contrato a tiempo parcial para favorecer la conciliación.
 Introducción de flexibilidad horaria en el trabajo para facilitar la conciliación
• subvenciones a la formación específica en conciliación de la vida laboral, familiar y personal
• Creación de guarderías y centros de ocio infantil en zonas rurales de - y + 500h
• Ampliación de horarios escolares para compatibilizarlos con los horarios laborales
• servicios de guardería durante los horarios de formación cuando éstos no se acoplen al
horario escolar
• Fomentar mecanismos en la negociación colectiva para introducir cláusulas de flexibilidad horaria en las empresas
• Creación y extensión de una red de servicio de cuidadores a domicilio
• Implicar a los hombres en las profesiones de cuidado (guarderías, residencias de ancianos, etc.), incentivando su contratación para tareas de cuidado directo de las personas dependientes.
• Potenciar la coeducación en el ámbito familiar y educativo
• utilizar los medios de comunicación regionales y locales de forma activa para la modificación de hábitos, conductas y estereotipos vinculados a los roles de género.
• A nivel de Género = COEDUCACION (método educativo que parte del principio de la igualdad y la no discriminación por razón de sexo)
• A nivel personal :cuidarse (físico y psicológico), quererse (autoestima, Asertividad)
• EMPODERAMIENTO (proceso por el cual se aumenta la fortaleza espiritual, política, social o económica de las mujeres y las comunidades para impulsar cambios positivos de las situaciones en que viven. Generalmente implica el desarrollo en la mujer de una confianza en sus propias capacidades.)
………………………………………………………………………………………………………………………………………………..
Autora: Gemma Ortega Martínez. Psicóloga A0-03838. Gabinete de Psicología Ortega Málaga
7 Marzo de 2018

¡Atención! Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminar estos datos, consulte nuestra política de cookies Política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio web
EU Cookie Directive Module Information